Ana-Norro-Ventrilocua-Facetas-VENTRILOCUA

VENTRÍLOCUA

FACETAS:   VENTRÍLOCUA   /   CANTANTE   /   MAGA   /   TANGO   /   PRESENTADORA   /   HUMORISTA   /   PSICÓLOGA   /   EXPRESIÓN

Para Ana dar voz y vida a los muñecos es un DON. Cantar, hablar, pensar, sentir por ellos y hacer magia con ellos es un regalo muy especial que le hace la vida. Como persona polifacética y excepcionalmente creativa tiene el placer y la necesidad de desarrollarlo y compartirlo.

“Los muñecos han llegado a mi vida de forma inesperada y es sorprendente para mi misma la vertiginosa evolución y el resultado técnicamente impresionante.

Fue en 2013 la primera vez que tuve idea de probar a hablar con un muñeco. Antes de eso era algo que jamás se me había ocurrido.

Hay algunas claves que pueden explicar este resultado sorprendente:

Gracias a la carrera de psicología tengo conocimientos de logopedia que ejercí al terminar la carrera. Como cantante y como coralista he recibido durante muchos años educación en técnicas vocal y musical.  La práctica habitual de deporte de fondo me proporciona amplia capacidad pulmonar. Practicar yoga y pranayama  facilitan el control de la respiración. Mi habilidad en manualidades me permite la creación y adaptación de la parte fisica de los muñecos. Los conocimientos de psicología me facilitan darles carácter. Mis experiencias con el canto y e baile y recibir amplia formación de numerosos cursos de expresión me facilitan moverme en escenarios. La personal creatividad me permite la concepción y realización de guiones originales.

Y sin embargo yo siento que además de todo esto hay algo que está más allá. Se trata de una historia muy personal y de lucha por mantener una actitud positiva ante la vida.

El 12 de febrero de 2010 mi madre se sintió mal y fue al hospital. Esa misma noche mientras la acompañábamos dos de mis hermanos y yo falleció.

Cerrar sus ojos es el recuerdo más doloroso de mi vida. Era mi cumpleaños.

En mi siguiente aniversario un grupo de íntimos amigos me acompañó sin que aquello podamos llamarlo una celebración. Y gracias a que uno de ellos me dio la idea se me ocurrió estudiar magia como estímulo y motivación para superar el duelo y volver a celebrar esa fecha, dedicándola a la memoria de mi madre.

Y me puse manos a la obra, a estudiar ilusionismo: entré en la Sociedad y el Círculo de Magos y me inscribí en el Congreso Mundial.

Cuando llegó la fecha en una reunión con los amigos hice juegos de magia y todos mis esfuerzos se vieron compensados por el buen rato que pasamos juntos. Para mi es magia compartir ese buen rato con la gente que me rodea. Decidí repetirlo al siguiente año dando un paso más allá y me dedique a preparar un show estructurado. Utilicé cambio de vestuario, videografía, magia… Jamás olvidaré el asombro y la sorpresa en las caras de mis amigos. Fue tan estupendo que me lancé al difícil reto de superarme para el cumpleaños siguiente. ¿Cómo? Alquilando un pequeño teatro, ya con escenario y luces y creando todo un espectáculo al que añadiría como componentes a la magia y la canción algo que resultase inesperado y humorístico: diálogos cómicos con diferentes personajes representados por muñecos. Y de modo autodidacta me puse a practicar ventriloquia. Y paralelamente a crear los personajes. Esto puede parecer increíble pero es que yo soy así.

Y en mi siguiente celebración, entre las risas y los aplausos de mis sorprendidos amigos, al dedicar el espectáculo a la memoria de mi madre, entendí, cuatro años después de su muerte, que al irse aquél día ella había dejado para mí un regalo muy especial de cumpleaños: Y este es mi DON, el de emocionarme con los muñecos dándoles voz e ilusión de vida.”

Consentir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.